Casas giratorias prefabricadas

El mundo de las casas prefabricadas ha evolucionado enormemente en los últimos años. Lejos quedaron las casas prefabricadas de madera estilo americano. Lo último: casas de diseño, giratorias para aprovechar el sol y que permiten un gran ahorro energético,  además de vivir donde tú quieras.

Ventajas de las casas prefabricadas

Cada vez hay más personas que se lanzan a ser autopromotores  para construir una vivienda a su gusto en un terreno de su propiedad o que compren. Ser autopromotor es además una fórmula para acceder en menor tiempo a una casa nueva, en un espacio deseado y, en ocasiones, la fórmula para conseguir una casa más barata, aunque esto último depende de multitud de factores.

No obstante, el escaso tiempo que se necesita para disfrutar de una vivienda de este tipo y la movilidad suelen figurar como sus grandes ventajas, ya que puedes instalarla en cualquier lugar en un tiempo record. Así, puedes contar con una  casa prefabricada en Madrid, Barcelona, Asturias, Galicia o en cualquier parte de España. Únicamente conviene hablar previamente de los costes de transporte con el fabricante, si están incluidos o no.

Por último, para los amantes del medio ambiente, suelen ser más ecológicas y sostenibles tanto en su construcción como en el consumo energético.

Casas giratorias

Dentro del mundo de casas prefabricadas existen infinidad de modelos. Hoy nos ha llamado la atención las viviendas giratorias de SunHouse360, una empresa instalada en España que combina el diseño vanguardista, innovación tecnológica y eficiencia energética.

Sus viviendas disponen de un sistema que se adapta a la orientación óptima para minimizar la demanda energética o bien para disfrutar del paisaje que se desee en cada momento del día. Su sistema de giro, controlable desde una app en el Smartphone permite la rotación de la vivienda sobre su propio eje de una forma suave y a gusto del propietario.

Casas prefabricadas

Casas prefabricadas

Hipoteca autopromotor: cómo financiar la compra de una casa nueva o prefabricada

Construirse una casa uno mismo seguro que ha sido el sueño de muchos de nosotros y quizás desconocemos cómo financiar esa operación. Y es que la construcción de una vivienda unifamiliar por uno mismo conlleva una serie de inversiones diferentes a la de la compra de una casa convencional a un tercero. Para financiar este tipo de proyectos existe lo que suele denominarse la hipoteca autopromotor.